¿Por qué tengo MALA SUERTE EN EL AMOR?

La respuesta está en CAMBIAR la pregunta ¿ CÓMO VIVES EL AMOR? ¿DESDE DONDE? ves a la raiz al origen… 

Pregúntame aquello que te inquieta sobre la Salud Emocional y la Sexualidad Tántrica. Atiendo a tus preguntas publicamente para que todos podáis recibir la respuesta y toméis lo que os resuene.

Desde mi coherencia personal y honestidad personal estoy disponible para acompañarte en mi consultoría de MIRENLU.COM Gracias por Ser y Compartir…

POR QUÉ el NIDRA te ayuda a vivir la SEXUALIDAD Tántrica

 

Este mes de marzo se lo dedico especialmente a todos los lectores de mi último libro VIVIR LA SEXUALIDAD DEL TANTRA, en gratitud a todos los mensajes que me mandáis compartiéndome vuestros avances.

Y como muchos ya os estáis dando cuenta de que más que un libro es un manual de formación, por los beneficios que ya estáis notando en vuestras relaciones sexuales.

He decidido grabar especialmente para vosotros un ejercicio de NIDRA, ya que en el primer capítulo del libro os comento la gran importancia que tiene desarrollar la visualización creativa para mejorar nuestra sexualidad. 

Leer másPOR QUÉ el NIDRA te ayuda a vivir la SEXUALIDAD Tántrica

Mi primer encuentro con el Tantra

“El origen de toda vida reside en la energía sexual y ser consciente de ello te lleva a poder trascender la materia física”.

Con esta frase comenzó mi maestro en Risikesh, India, la primera clase de la formación de Tantra que tomé ya hace más de una década. Al oírla no entendí nada, me sonaba a chino (tal vez como a ti ahora mismo) y pensé que me había equivocado de clase…

Pero me dí y le dí una oportunidad y seguí yendo a las clases , tal vez por mera curiosidad o por la transparencia de la mirada con la que nos recibía cada mañana. Fueron unos meses apasionantes en los que poco a poco fue conociendo la gran diferencia entre la inconsciencia de la sexualidad habitual y vivir una sexualidad consciente tal y como la contempla el Tantra.

Aunque tuve la suerte de recibir de mi familia una educación sexual muy sana, ya que en todo momento me explicaban con naturalidad los impulsos que me iban surgiendo en mi desarrollo humano, también tuve que lidiar con los contradictorios mensajes que recibía del entorno social en el que he crecido. En plena adolescencia me debatía entre el ansia de encontrar mi príncipe azul de las pelis de Disney y los subliminales mensajes de las pelis de adulto que te mostraban la sexualidad, como intensos   encuentros apasionados que más bien parecían una lucha de sexos para descargar adrenalina como sea.

Recuerdo que un domingo comiendo con mis padres pillé a mi padre absorto mirando los tobillos de mi madre mientras cocinaba y le pregunté que hacía, me contesto que estaba “haciendo el amor”. Opté por quedarme con esos íntimos detalles amorosos que conjugué con mis conocimientos sobre la anatomía sexual, para vivir mi primer encuentro sexual que por la sencillez con la que se dio, marcó de forma muy positiva mi actitud ante el sexo opuesto y complementario…

Luego camino a la madurez que hoy me contempla, estos pequeños detalles son los que me han permitido reunir experiencias sexuales de gran riqueza amorosa. Pero al vivir la crisis de una enfermedad que me presentó la posibilidad de limitar mi tiempo de vida, a  tal vez menos de 2 años, decidí que no me quería ir sin explorar más profundamente una parte de mi vida que tanto placer me había proporcionado .

Pienso que por ello se dio la “causalidad” que en mi primer viaje a la India encontré la sabiduría del Tantra, que espero poder transmitiros en el libro “Vivir la Sexualidad del Tantra”

La principal diferencia ente la visión sexual del Tantra y la de nuestra cultura occidental, es que  la genitalidad del cuerpo no se centra en los órganos sexuales sino en todo el cuerpo, fíjate qué maravilla la piel 4 metros cuadrados de genitalidad descubriéndote. Además todo tu cuerpo materializa la vida, espíritu, alma o como prefieras llamarlo y esta energía vital se genera uniendo la acción de tus órganos sexuales al impulso del corazón. ¿Cómo gestionar todo esto? Desde una mente consciente, siendo el órgano del cerebro donde se proyectan principalmente los estímulos sexuales.

Una danza de hormonas: Oxitocina, testosterona, feniletilamina y dehidroepiandrosterona se conjugan para favorecer el contacto mutuo, subir tu tono vital para llevarte al éxtasis y además cuidar tu salud al ser el coito un poderoso elixir antienvejecimiento. Imagínate si en cada encuentro con tu amante este sentir se alarga más allá de lo habitual, de forma que los dos  viviréis  múltiples orgasmos generando y acumulando energía en vez de gastarla y perderla…

EL Tantra te enseña cómo hacerlo a través de técnicas específicas de respiración combinadas con ejercicios físicos del Yoga, visualizaciones, masajes y cambios de actitud ante uno de los momentos más sagrados que puede vivir el ser humano : “la unión con otro ser desde la divinidad que reside en nuestro corazón” .

Aprender a diferenciar eyaculación de orgasmo ayuda al hombre  a experienciar una vida sexual plena y satisfactoria, en la cual aprende a decidir cuando quiere eyacular con la intención de procreación, o no eyacular, pudiendo alargar el placer al no decaer su vigor tras el pico de eyaculación. Con la práctica conseguirá acumular energía pudiendo llegar a vivir múltiples orgasmos que le lleven a encontrar la esencia de la  sexualidad: encontrarte a ti mismo en común-unión con el ser que compartes esta maravillosa experiencia.

El sexo contrario, la mujer aprovechará este estado de permanente erección de su compañero, para desarrollar su capacidad multiorgásmica  y así poder vivir ambos la fusión de dos energías físicas que se complementan en la búsqueda de trascender la mente egoica más allá de la materia.

Y hablo de mente porque en ambos, hombre y mujer el trascender la mente a un estado de permanente meditación a través del cuerpo, será una de las principales finalidades de estas prácticas psicofísicas que en el momento de la penetración contemplarán  posturas profundidad, intensidad y ritmos desde variadas y diferentes finalidades de consecución mística.

Como os he comentado la genitalidad tántrica no se centra en los órganos sexuales, siendo uno de las principales prácticas la estimulación táctil desde las extremidades del cuerpo (cabeza, pies y manos) hasta el mismo centro que son los genitales. Masajes con aceites aromáticos de movimientos circulares lentos que sincronizados con la respiración irán creando sensaciones internas de excitación progresiva en calma, plenamente conscientes en cada momento de la sacralidad del momento que estamos viviendo.

Preparar el ambiente adecuado con perfumes, velas y manjares como una celebración de encuentro místico con la divinidad que hay dentro de cada uno de nosotros y se refleja en nuestra/o  compañera/o. Buscando de esta manera la calidad del acto sexual al percibir la intención amorosa puesta en cada detalle, en vez de la cantidad. Tal y como incoherentemente nos promueve a hacer la publicidad que nos rodea y que nos lleva a banalizar desde muy temprana edad uno de los momentos más íntimos  y bellos que compartimos los seres humanos y que además es el único que da origen a la vida: el sexo.

La crisis y el cambio

Parece que al ser humano le sigue costando llegar a darse cuenta de que en la vida hay muy poquitas cosas seguras. Y una de ellas es que como dice la cantante Mercedes Sosa;  “CAMBIA TODO CAMBIA”.

Es tremendo el sufrimiento que generamos ante los cambios. Antes me preguntaba si sería porque somos de alguna manera adictos al sufrimiento. Pero después de tantos viajes alrededor del mundo veo que este sentimiento tan negativo lo creamos sobretodo en nuestra cultura occidental, donde todo debe estar asegurado: la casa, el coche, el trabajo, el matrimonio, la vida e incluso el seguro de muerte ¡Que paradójico!

Nos queremos creer que pagando vamos a conseguir que todo esto no cambie. Sin percibir que luchamos contra la corriente natural de la vida, en la que todo, absolutamente todo está en un permanente cambio. Aunque a veces sea imperceptible para nuestros ojos…

Somos parte de la naturaleza, por ello solo tenemos que observarla para ver cómo el cambio es inherente a la vida. Un claro ejemplo lo tenemos en las estaciones del año, donde cada una de ellas significa un profundo cambio, que es causa y consecuencia a la vez, para que la vida natural continúe existiendo.

Y ¿Por qué nos causa tanto sufrimiento los cambios? Hay varias razones: falta de confianza en uno mismo y en la vida, apatía intelectual y adormecimiento emocional, falta de valores y creencias que nos impulsen al desarrollo humano, en resumen MIEDO.

Lo mejor que podemos hacer ante estos sentimientos con los que auto saboteamos nuestro gran potencial humano es;

1-primero DARNOS CUENTA de que son parte de nosotros 2- NO malgastar nuestra energía vital en intentar disfrazarlos LUCHAR contra ellos,

3-Redirigir esa energía a ENFOCARNOS HACIA LO POSITIVO que trae el cambio.

Como por ejemplo la CRISIS.

Crisis (del latín crisis,)1 es una coyuntura de cambios en cualquier aspecto de una realidad organizada pero inestable, sujeta a evolución; especialmente, la crisis de una estructura. Los cambios críticos, aunque previsibles, tienen siempre algún grado de incertidumbre en cuanto a su reversibilidad o grado de profundidad, pues si no serían meras reacciones automáticas como las físico-químicas.(Wikipedia).

En esta definición  encuentro  palabras que realmente están impresas en la vida. Y es que además de la muerte, tal vez lo único seguro que se da  en la EVOLUCIÓN humana es: la seguridad de la incertidumbre. Y si no aprendemos a vivir con ella  sin REACCIONAR, sino adaptándonos a los cambios siendo flexibles con nuestro entorno, estaremos generando más de lo mismo, sufrimiento.

De nuevo la naturaleza nos ofrece una bella metáfora de la necesidad del cambio y la crisis para la evolución. Observa como el gusano tiene que experimentar la crisis que se produce en la crisálida para transformarse en mariposa.

Incluso si echamos la vista atrás en la historia de la evolución humana, veremos que la crisis siempre se ha dado como preámbulo de cambios necesarios para dicha evolución.

Por ello te recomiendo que si quieres VIVIR la SALUD, abraces el cambio con confianza en la vida y en ti mismo y vivas cada crisis como una maravillosa oportunidad de evolucionar al soltar el lastre de lo viejo, lo que ya no te sirve. Que no siempre es fácil pero sí, es posible.

AAAAH!! Y ante todo mucha calma, y si no mira como los niños cuando van a dar el estirón de crecer, se meten en la cama para estar en calma ante la fiebre que produce la crisis del cambio natural en su cuerpo.

Igualmente cuando preveas una crisis, párate, respira y relájate, eso te predispondrá a recibir mejor los cambios que cada vez vienen con más intensidad…

¿Y tú? ¿Estás preparado para el cambio?

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies